top of page

El Maestro Jesús y la Semana Santa




Tenemos en nuestra cultura dos épocas muy importantes y reconocidas, en las que la vida y misión del “Maestro Jesús”, que en planos espirituales es llamado “Sananda”, es adorada y reverenciada: La Navidad y la Semana Santa.Se nos ha enseñado a ver a Jesús como la “Divinidad Encarnada”, la Divinidad expresada en una personalidad humana, y se le ha llamado el “Hijo Único de Dios” y el “Redentor del mundo”.


Aunque sus mensajes han sido interpretados de muchas formas, algunas de ellas contradictorias entre sí, lo más importante es que la vida de este “Gran Maestro de Amor”, reverbera en las mentes y en los corazones de muchos seres de todas las culturas.El Maestro Jesús vivió en un momento y lugar enmarcados por grandes conflictos sociales y culturales, en una sociedad invadida por una potencia extranjera que imponía sus propias leyes y en un pueblo con profundas y rígidas creencias religiosas, que entraron en conflicto frontal con la visión amorosa, universal e integradora que trajo el Maestro Jesús.


Solo unos pocos seres, en ese momento histórico, abrieron sus mentes y corazones a la “Buena Nueva” del “Maestro de Luz”, mientras que otros, al no entender su mensaje, le despreciaron y condenaron.


Han pasado 20 siglos de la venida de este “Gran Avatar” (Guía espiritual-Regente de una Era), y aún no sabemos qué parte de su historia y de sus mensajes se ha distorsionado y perdido a través del tiempo, pero sí sabemos y creemos que su vida y misión fueron una “Encarnación del Amor”, una invitación a reconocernos todos como “hijos de Dios”, con las mismas potencialidades y derechos, con las mismas posibilidades de expresión, a través de un proceso de evolución y de “autoreconocimiento”.


Un mensaje recurrente, de los “Ángeles y Maestros de Luz”, canalizados a través de la misión Aymaluz, es el siguiente: