top of page

La Mente y el Tiempo



Nuestro ego, gusta de dividir y fragmentar, y por ello pensamos en el tiempo como pasado, presente y futuro, sin entender que es la integración de todos esos aspectos y esas fuerzas. Nuestra MENTE sin embargo, sustenta un nivel PERFECTO y tiene un registro de cada acontecimiento, experiencia, vivencia en esta tierra.

EL VALOR DE REGRESAR para reconocer ese tiempo pasado, tiene como sentido, sanar y liberar los procesos de dolor, los estados contenidos y naturalmente, potencializar, nuestra luz y nuestros dones. Que podamos reconocer en ese pasado lo que se establece como ofrenda en el presente.

Olvidamos nuestro pasado y esto tiene también un sentido, pues es necesario nivelar nuestra MENTE y tener la madurez emocional suficiente, para que esos recuerdos, esa vinculación energética al pasado, se asuma, sin crear una carga excesiva en nuestros seres.

LA MENTE NO TIENE UN TIEMPO ESTABLECIDO, PORQUE LA MENTE ES TOTALIDAD. Por lo tanto las experiencias se pueden revivir con la misma contundencia del pasado, y es necesario darle tiempo al cuerpo físico y emocional para adaptarse a esta información.

EL PROCESO EMOCIONAL DE PREPARACIÓN para una REGRESIÓN, involucra que sanemos nuestro campo emocional. Es la culpa, es el autocastigo, la autoexigencia, y un anhelo de ser perfectos desde el ego, lo que más bloquea el acceso a ese pasado, la fluidez, en las regresiones.

Ganamos terreno en el Laberinto de la MENTE, cuando hacemos una integración de nuestra LUZ y nuestra SOMBRA y comenzamos a entender que el proceso de aprendizaje se establece en la vivencia de la dualidad, que el reconocimiento de la vida se da a través de la muerte, el reconocimiento del placer a través del dolor. Lo que más teme nuestro ego es afrontar eso de lo cual no se siente orgulloso.

Podemos establecer procesos personales de REGRESIÓN y también acompañados por alguien de suma confianza, que se conecte con el corazón y haya sido entrenado para ello. Los procesos personales de regresión se dan de forma espontánea, porque en su esencia el ser considera que lo puede manejar, entonces a través de MEDITACIONES, SUEÑOS, E INTUICIONES, puede reconocer vivencias valiosas de ese pasado e integrarlas al nivel presente.

El apoyo del elemental de la AMATISTA, resulta importante en estos procesos, tenerla en las manos en los procesos de meditación o cerca durante el sueño. UNA FORMA PRÁCTICA, y útil, de sondear esas existencias pasadas, es a través de los estados artísticos, porque el arte es una forma de explorar todo lo que ha estado contenido, o velado para la mente racional o consciente. Podemos observar aquello que nos gusta pintar, escribir, esculpir, observar esos lugares del planeta que tanto nos atraen, si nos atrae un lugar en particular leer, investigar, tener objetos que nos asocien con la energía de ese lugar, y esto va a estimular nuestra mente, y el recuerdo, porque esa atracción no e